26 oct. 2010


Como puedo yo parar  esto parece no tener final. Estoy unido, atado con un hilo, estoy pegada a vos como por un imán.
Como puedo detener esta atracción que siento por tu piel. Encadenado te recorro a nado 

y prefiero ahogarme

¿A que no sabes cuando te dejé las flores que nacen de mí? 
Hace tanto ya o solamente un mes, igual a mí me parece una eternidad. 
¿Cómo que te vas con él? ¿Cómo me dejas así? 
¿No ves que me muero? ¿No ves que no puedo olvidarte? 
Arreglemos esto volemos por última vez al desierto.

¿Cómo pudo ser? ¿Cómo te aburrí? ¿Es él tal vez más listo que yo? 
Recordándote entiendo que me mentías al hablarme de amor. 
Yo te propondría, te dejo unos días tranquila, quizás me extrañes un poco y con tiempo entenderé que el todo que nos une hace tanto y hace nada.

Quiero y no me puedo resignar a que ya no me vuelvas a amar. Mi cabeza ya no tiene paz, cien mil fotos tuyas como flash. 

Quiero caminar, quiero salir, cada vez me meto más en mí. 
Ya no atiendo ni el teléfono, no veo a nadie.
 
Me torturo imaginándote haciendo el amor, besándolo. 
De mi cama ya se fue tu olor, solo dios sabe cuanto lloré. 
Te voy a buscar a donde estés y me escondo cuando aparecés. 

Vos me clavaste el cuchillo y ahora yo lo hundo.

No hay comentarios: