5 sept. 2010

Despacito, cuando tu dormías ella te hablaba, te preguntaba, te protegía.
Ella prometió darte todo, pero solo pudo darte lo que tuvo.
Para ti lo más hermoso era amanecer junto a sus ojos, iluminando el mundo.
Pero los pájaros no pueden ser enjaulados porque ellos son del cielo, ellos son del aire.
Y su amor es demasiado grande para coartarlo.
Volaste alrededor de la luna con ella, le pediste que nunca se fuera. Y ella respondió: mi amor siempre estará cuidándote.
Y la dejaste volar, y tus ojos lloraron hasta doler. Pero solo tu sabias que así tenía que ser, que así tenia que ser.
Y la dejaste volar, y sus ojos lloraron hasta doler. Pero solo ella sabia que así tenía que ser.

No hay comentarios: