9 dic. 2010

no es cuestión de culpas nada más.

No hay comentarios: