9 dic. 2010

La nena monstruo se cayó de un tobogán, dice que fueron otros pibes del colegio. Juegan a ver 
quien la tira mas alto, y cuando cae nadie la quiere agarrar.

La nena monstruo dice que es verdad, que en una nube un día vio cumplir su sueño, un conejito de nube soñó y con el tiempo el viento se lo llevo.
Lo que se espera llega lento y tarda mucho.
Su pobre cuore – corazón no daba mas, hasta aquel día en que vio la nube-conejo
se enamoro y de un golpe la quiso agarrar.
Se le olvido que las nenas no vuelan lo fue a buscar, pero nunca llego.
Del trampolín al pavimento cabeceando el adoquín. Su corazón sufrió el intento cabeceando el adoquín. Siempre cabeceando el adoquín.
Ella es un sueño que no me deja dormir, un pensamiento que me quema la cabeza
Pienso y la veo llorando despacio y recordando lo que nunca paso.































Ahora se, que las nubes son sueños, si las matas, llueve en tu corazón.

No hay comentarios: