16 ago. 2010

Ya no hay nada, absolutamente 






NADA que importe.








No hay más…

No hay comentarios: