11 ago. 2010

Y ahora me quedan dos opciones: quedarme quieta o echar a correr. Y me pongo a correr, ya que puedo perder, veras es que no me va demasiado bien. 

No hay comentarios: