10 ago. 2010

Como agua entre los dedos, se nos escurre la vida.
Pero sé lo que siento, quiero que estés conmigo ahora, no puedo ser tu dueño, sólo quiero tenerte cerca.
Somos libres como el viento y seria peligroso atraparte.
Sonreís como el sol, me das el calor, crecés como una flor.

No hay comentarios: