25 ago. 2010

Hay un STOP gigante en mi tráquea, en el acceso a la zona conflictiva y otro STOP gigante en mi ventrículo derecho
y un desvío obligatorio hacia otra parte, por un corazón en reparaciones.
Disculpe las molestias estamos trabajando para usted
Los semáforos dan verde para el tránsito de lágrimas, mis ideas obedientes cruzan por la senda parietal
y mi boca de tormenta no ríe, no ríe.
Ante un corazón en reparaciones, disculpe las molestias, estamos trabajando para usted
Nunca hiciste caso. Mi señalización interna no tuvo sentido.
Antes de cruzar por tu futuro, mirá hacia ambos lados: me estás dejando atrás. 
Y acá hay leucocitos, glóbulos y enzimas protestando por el embotellamiento lagrimal
y este corazón en reparaciones
Disculpe las molestias, estamos trabajando para usted.
Nunca hiciste caso, mi señalización interna no tuvo sentido
Nunca hiciste caso, mi señalización interna no tuvo sentido
“Latiendo para nadie es cuando más duele latir” corazón dixit.

No hay comentarios: